30 DE JUNIO. DÍA DE LA PREFECTURA NAVAL ARGENTINA

La Prefectura Naval: Autoridad Marítima Argentina

La Prefectura es la Autoridad Marítima Argentina por antonomasia, conforme lo consagra la Ley General 18.398, la Ley de la Navegación 20.094 y la nutrida legislación que en forma coincidente define el amplio y homogéneo perfil de sus competencias.
Asimismo lo es, y en virtud de su tradición histórica y funcional, inalterable a través del tiempo, que la identifica como el órgano a través del cual el Estado ejerce la policía de seguridad de la navegación y de la seguridad y el orden público en las aguas de jurisdicción nacional y en los puertos.

Además es órgano de aplicación de los convenios internacionales relativos a la seguridad de la vida humana en el mar, la prevención y la lucha contra la contaminación y las materias técnicas y jurídicas relacionadas, conforme lo establecen las leyes de aceptación del país.

También cumple funciones en ejercicio de las obligaciones del país como Estado de Abanderamiento y Estado Rector del Puerto, para el registro de los buques y el control de sus condiciones de seguridad, según las leyes y reglamentaciones que le asignan estas competencias y los acuerdos internacionales respectivos.

La Prefectura es, en suma, la Autoridad Marítima Argentina por excelencia, por la multiplicidad de circunstancias generales y específicas que abarcan sus responsabilidades y en mérito a la legislación que reiteradamente lo expresa, definiendo nítidamente su perfil institucional en el concierto de los organismos del Estado.

29 DE JUNIO DE 1815. PRESIDIDO POR ARTIGAS, EL CONGRESO DE ORIENTE DECLARA LA INDEPENDENCIA

También conocido como Congreso de los Pueblos Libres, se reunió en la villa de Concepción del Uruguay, por entonces capital de la provincia de Entre Ríos, con la participación de la Provincia Oriental, Entre Ríos, Corrientes, Santa Fe, Córdoba y el territorio de las Misiones.
Ante el fracaso de la Asamblea del año XIII, en el que los delegados artiguistas habían sido rechazados, el Congreso de Oriente es el primer congreso constituyente argentino que declaró la independencia “de España y de todo otro poder extranjero”, lo que ocurrió en julio de 1815, estableciendo un régimen republicano, representativo y federal y las bases para una profunda reforma agraria.
Asimismo, el Congreso resolvió no concurrir al de Tucumán, que declararía la independencia al año siguiente, como señal de protesta hacia el Directorio por tolerar la Invasión Luso-Brasileña a la Banda Oriental y en especial, en rechazo a la propuesta de Manuel Belgrano para formar un gobierno monárquico: los artiguistas se definieron como republicanos, democráticos y federales.

Julio César Rondina, Presidente del Instituto Artiguista de Santa Fe, escribe lo siguiente: 
“La primera vez que se declara la independencia de la Corona Española de los territorios que integraban el Virreynato del Río de la Plata, habrá de ser en el Congreso de Oriente, Congreso de los Pueblos Libres o Congreso del Arroyo de la China (denominación de entonces a lo que es hoy Concepción del Uruguay), que fuera convocado por José Gervasio Artigas, el Protector de los Pueblos Libres e iniciara sus sesiones el 29 de junio de 1815.

27 DE JUNIO 1917. "HERALDO CHAQUEÑO" EN RESISTENCIA

Aparece en Resistencia el primer número del periódico "Heraldo Chaqueño", bajo la dirección de su propietario Benito Malvárez León.

Fuente: Tissera, Ramón. Calendario Histórico del Chaco. (Desde 1526 a 1976). Editorial Cultural Nordeste. Resistencia. 1977.

26 DE JUNIO DE 1970. MUERE LEOPOLDO MARECHAL

Narrador, poeta, dramaturgo y ensayista argentino vinculado inicialmente al
vanguardismo, aunque luego se orientó hacia posturas filosóficas neoplatónicas y de carácter nacionalista, autor de la importante novela Adán Buenosayres (1948).

Aunque esencialmente porteño, Marechal mantuvo estrecho contacto con la vida rural de Maipú, ciudad provinciana a la que iba a visitar a su tío, acompañándolo en sus viajes por el interior. Allí le llamaban "Buenos Aires", nombre que adoptaría para el protagonista de su famosa novela.

Leopoldo Marechal

A los dieciocho años quedó huérfano de padre y su condición de primogénito lo obligó a hacerse cargo de la familia: trabajó como maestro, bibliotecario y profesor de segunda enseñanza hasta 1955. Ocupó cargos públicos durante los gobiernos de Juan D. Perón, circunstancia que lo llevó al enfrentamiento con sus antiguos compañeros de generación literaria y relegó al olvido su obra, descubierta luego por las nuevas generaciones.

Fue poeta precoz: a los doce años escribió los primeros versos y publicó Los aguiluchos con poco más de veinte. Se vinculó a los grupos Proa y Martín Fierro. En 1926, en España, se relacionó con los redactores de La Gaceta Literaria y Revista de Occidente, mientras que en Francia se reunía con los pintores y escultores del llamado grupo de París: Antonio Berni, José Fioravanti y Lino Eneas Spilimbergo, entre otros.

Durante su segundo viaje a Europa, en 1929, año en que publicó Odas para el hombre y la mujer, escribió los capítulos iniciales de Adán Buenosayres. Vivió hasta 1931 en París y a su regreso ingresó como redactor fundador al diario El Mundo y se reconcilió con la Iglesia católica. Publicó, entre otros, los poemarios Laberinto de amor (1936), dedicado a su primera esposa, Cinco poemas australes (1938), El centauro y Sonetos a Sophia (1940). En Descenso y ascenso del alma por la belleza (1939) dio cuenta de su poética, mientras que su postura estética y filosófica se encuentra en Cuaderno de navegación (1966). Enviudó en 1947 y en 1950 se unió a Elbia Rosbaco, inspiradora y destinataria de sus nuevos poemas.

Adán Buenosayres es a la vez alegoría, autobiografía y novela en clave que tiene como personajes a los exponentes de la vanguardia porteña, J. L. Borges entre ellos. No fue bien recibida por la crítica, que la vio injusta y parcialmente como "una mala copia" del Ulises de J. Joyce, y silenció lo esencial: su carácter insólito dentro de la tradición novelística en castellano, y la libertad igualmente inédita en el uso del lenguaje narrativo, aspectos que sólo destacó J. Cortázar, por entonces un desconocido columnista que la saludó con lucidez y alborozo.

Obra en clave, de gran vigor alegórico y satírico, escrita a partir de una perspectiva cristiana y platónica que encuentra su adecuado modelo estructural en la Divina Comedia, tiene tres partes: en la primera, Adán despierta y realiza una expedición con un astrólogo y un grupo de "martínfierristas" por las calles y las afueras de Buenos Aires; en la segunda, figura la biografía espiritual de Adán ("El cuaderno de tapas azules"), y en la tercera cuenta el descenso al infierno de la oscura ciudad de Cacodelphia.

El banquete de Severo Arcángelo (1966) carece del andamiaje realista y en cierta medida costumbrista de la anterior, pero es asimismo una alegoría de cuño platónico. Megafón o la guerra (1970), su tercera novela, no alcanzó la riqueza de las anteriores, pero es una síntesis, en cierto sentido testamentaria, de las inquietudes políticas y metafísicas del autor, ligadas a la experiencia peronista.

26 DE JUNIO. DÍA DE LA CARTOGRAFÍA


El 26 de junio de 1826, Bernardino Rivadavia, en ejercicio de la Primera Magistratura, decretó la creación del Departamento Topográfico. Esta medida de gobierno tuvo la virtud de impulsar el desarrollo de la cartografía, disciplina de innegable gravitación en el desenvolvimiento cultural, económico y social del país. En homenaje a este acontecimiento histórico, se celebra el Día de la Cartografía que se estableció por medio del Decreto Nro. 4229, el 19 de septiembre de 1958.

La celebración aludida adquiere proyección de homenaje y reconocimiento a la labor anónima de profesionales y técnicos que, a través de sucesivas generaciones, brindan sus servicios al país mediante el desempeño de la actividad cartográfica.

26 DE JUNIO DE 1956. MUERE RENÉ BROUSSEAU

Fallece repentinamente en Resistencia René Brousseau, pintor calificado, autor de murales en el Palacio de la Yerba, en Posadas, y en el Fogón de los Arrieros en Resistencia, con ejercicio de la docencia en Bellas Artes.


Fuente: Tissera, Ramón. Calendario Histórico del Chaco. (Desde 1526 a 1976). Editorial Cultural Nordeste. Resistencia. 1977.

25 AL 27 DE JUNIO DE 1806. PRIMERA INVASIÓN INGLESA AL RÍO DE LA PLATA

Durante esos tres días, unos 300 hombres bien armados y una muy buena preparación militar, desembarcaron en las Barrancas de Quilmes, en la entonces Capital del Virreinato del Río de la Plata.
Pertenecían a la flota de la Corona Británica, y su propósito era apoderarse de Buenos Aires, como base de expansión hacia el resto de América del Sur, para instalar varias colonias, que posibiliten el crecimiento de su política mercantilista.
El Virrey Sobremonte, que sólo sabía obedecer, no supo cómo defender la ciudad, no quiso entregar armas a los milicianos, y no pudo resistir a la invasión colonialista.
Inglaterra había perdido las Colonias en Estados Unidos, el comercio negrero por ellos practicados, estaba en crisis, y en consecuencia era necesario apoderarse de otros territorios para establecer en ellos el libre comercio. Por eso que vieron con simpatía a la Revolución de Mayo de 1810.
Gran Bretaña mostraba en esta primera invasión, las garras de su imperialismo, contando con la complicidad de agentes externos e internos.
La sangre derramada en aquella frustrada resistencia fue redimida en históricas jornadas de reconquista.


Fuente: http://www.muhochareainvestigaciones.blogspot.com.ar/

25 DE JUNIO DE 1956. PRIMERAS ESCUELAS PROVINCIALES DE NIVEL UNIVERSITARIO

Por decreto-ley del interventor Avalía se crean las primeras escuelas e institutos de nivel universitario dependientes de la Provincia; destinados a integrar ulteriormente la estructura de la Universidad Nacional del Nordeste. fueron estas las Escuelas de Humanidades y de Arquitectura y Planeamiento, y los Institutos Agrotécnicos y de Extensión Universitaria y Ampliación de Estudios.
En la misma fecha se instituyó oficialmente la Junta Organizadora de la Enseñanza Universitaria en el Chaco, presidida por el doctor Arturo Lestani.


Fuente: Tissera, Ramón. Calendario Histórico del Chaco. (Desde 1526 a 1976). Editorial Cultural Nordeste. Resistencia. 1977.

24 DE JUNIO 1958. SE CREA LA EDITORIAL EUDEBA

La Editorial Universitaria de Buenos Aires nació como empresa el 24 de junio de 1958. Una serie de contextos propicios fueron necesarios para que su fundación fuera posible. La Universidad de Buenos Aires vivía un momento extraordinario a partir de la consolidación de su autonomía en 1958 gracias a la aprobación del estatuto por la Asamblea Universitaria. El rector elegido para conducir la UBA en ese proceso fue Risieri Frondizi, hermano del entonces Presidente de la Nación. Fue una época de cambios, de incorporación de novedades y de diseño de políticas que aún se sostienen: se crearon nuevas carreras, como Farmacia y Bioquímica, y nuevos departamentos e institutos de investigaciones. La Facultad de Ciencias Exactas y Naturales incorporó la primera computadora de América latina al crear el Instituto del Cálculo. Las Ciencias Sociales también fueron testigos de importantes transformaciones y alcanzaron una relevancia inédita en el mapa de los estudios universitarios.

Pero un fenómeno como el que protagonizó Eudeba en sus comienzos sería incomprensible si se lo circunscribiera solamente a una hora especial de la vida académica. El impacto de la creación del sello editor de la UBA no habría sido tal si la propia actividad editorial no hubiera estado transitando también por momento de particular apogeo. A partir de los años cuarenta y por efecto de distintos factores, la edición de libros comenzó a consolidarse como una actividad profesional, no sujeta únicamente a la labor de libreros e impresores, actores decisivos en los comienzos de la industria, sino que poco a poco iba impulsando el surgimiento de un nuevo perfil de experto: el editor. Hacia mediados de los cincuenta existían en el país alrededor de ochenta editoriales dedicadas a distintas disciplinas. Durante la segunda mitad de esa década fueron creadas noventa más.

24 DE JUNIO 1911. NACE ERNESTO SÁBATO

Ernesto Sábato se doctoró en física en la Universidad de la Plata (1938) e inició una prometedora carrera como investigador científico en París, donde había ido becado para trabajar en el célebre Laboratorio Curie. Allí trabó amistad con los escritores y pintores del movimiento surrealista, en especial con André Breton, quien alentó la vocación literaria de Sábato y despertó su fascinación por los arcanos del inconsciente, motivo que sería recurrente en su obra. En París comenzó a escribir su primera novela, La fuente muda, de la que sólo publicaría un fragmento en la revista Sur.


En 1940, de regreso en Argentina, comenzó a dictar clases en la Universidad Nacional de La Plata, pero se vio obligado a abandonar la enseñanza tras perder su cátedra a causa de unos artículos que escribió contra Perón. Aquel mismo año publicó su ensayo Uno y el Universo (1945), en el que criticaba el reduccionismo en el que desemboca el enfoque científico y la deshumanización de la ciencia; tales ideas y una honda crisis vocacional y existencial padecida dos años antes lo orientaron definitivamente a la literatura. La obra prefiguraba buena parte de los rasgos fundamentales de su producción literaria y ensayística: brillantez expositiva, introspección, psicologismo y cierta grandilocuencia retórica.